900 10 25 53 ¡Llámanos gratis!
4.9
14

Hoy nos ponemos en la piel de un niño de 15 años. Puede ser tu sobrino, tu nieto, tu hijo o incluso puedes ser tú.

Lo cierto es, que los nuevos avances en la tecnología han sido impresionantes en los últimos tiempos y, aunque se diseñan dispositivos orientados a prevenir en la medida de lo posible los problemas auditivos, es una realidad que no llegan a ser todo el efectivos que necesitaríamos.

Actualmente los jóvenes pasan muchísimo tiempo conectados a sus dispositivos electrónicos. Los auriculares están siempre a mano. Actúan de manos libres, para escuchar la TV a la carta, ver vídeos en Youtube o consumir contenido digital en redes sociales y ésto está afectando de manera alarmante a su audición.

Ya lo hemos comentado en anteriores publicaciones, la aparición de la pérdida auditiva se está anticipando de manera alarmante, las cifras se disparan y un chico de 15 años tiene toda la vida por delante para disfrutar de su audición.

Evitar la hipoacusia en jóvenes, la forma más eficiente es crear conciencia

Información y educación. Los jóvenes necesitan saber los riesgos a los que se exponen y para ello, en nuestros Centros auditivos Connecta, no vamos a parar de repetirlo.

Por ello, tanto si eres joven, como si conoces a alguno en tu entorno cercano, te pedimos colaboración. Ayúdanos a difundir éste mensaje, ayúdanos a crear conciencia porque si conseguimos que los jóvenes reduzcan el tiempo de exposición al ruido, ayudaremos a que lleguen a la edad adulta con una mejor salud auditiva.

Nos ponemos en tu piel y sabemos adaptarnos a tu tiempo.

Sabemos que es complicado que dejes de utilizar auriculares, aunque sería lo ideal ;-), por ello, te hacemos las siguientes recomendaciones:

  • Reduce el tiempo de exposición al ruido todo lo posible. Cuánto mayor tiempo estén expuestos tus oídos a ruidos altos más sufren sus células ciliadas y con ello más riesgo de hipoacusia.
  • Elige auriculares externos. Son menos estéticos pero, al estar más alejados del conducto auditivo, son menos perjudiciales.
  • Reduce el volumen al máximo. A mayor volumen, menor tiempo de exposición diario recomendado.
  • No escuches música en espacios ruidosos. Te obligará a subir el volúmen de tus auriculares para adaptarlo al ruido externo.
  • Atención a los descansos. Si necesitas usar auriculares de forma prolongada es esencial que tomes descanso de forma periódica.
  • Procura utilizar los altavoces siempre que puedas. A veces tenemos la posibilidad de utilizar los altavoces y simplemente por costumbre nos ponemos los auriculares. Toma nota y poco a poco ve cambiando hábitos.
  • Pon recordatorios. Tal vez te ayude ponerte alguna imagen que te haga recordar lo impresionante que es escuchar bien y qué te motive para afrontar estos cambios.

Paso a paso se recorre el camino. Paso a paso juntos podemos conseguir que la audición en los jóvenes no se deteriore de forma tan alarmante.