900 10 25 53 ¡Llámanos gratis!
4.9
14

Atención piscinas, cuidáis y mis oídos o me cuido yo

Llega junio y con él el tiempo de comenzar a preparar las piscinas y prepararlas para la llegada de la temporada veraniega.
Poder disfrutar de unos baños refrescantes en verano es un lujo que no podemos y seguro que no queremos perder. Sumergirte en el agua tiene un efecto hipnótico, ¿te ocurre que cuando te sumerges en el agua parece que te puedes olvidar del mundo?, es como si entraras en otra realidad, los problemas desaparecen, se diluyen…

Sin embargo, no podemos olvidar que para poder disfrutar de éste lujo de forma continuada debemos tomar una serie de precauciones o nuestros oídos se pueden resentir. Por lo tanto, si te declaras fan de baños largos y bucear en la piscina y, por el contrario, no eres fan de quedarte en casa con otitis durante más de 15 días éste artículo sin duda es para ti.

Atención, recomendaciones útiles para bañarte en la piscina y no coger Otitis

Desde los Centros auditivos Connecta queremos facilitarte unas pequeñas recomendaciones que te ayudarán

    • Utiliza para proteger tu aparato auditivo tapones para los oídos.
    • Con gorro de baño mejor apuesta por doble protección.
    • Procura secar tus oídos con la punta de la toalla después del baño, recuerda nunca toallitas.
    • Recuerda que el mejor caldo de cultivo para las infecciones es la humedad
    • Stop bastoncillos. Procura mantener los bastoncillos alejados de tus oídos. Usar bastoncillos hace que la cera delos oídos se introduzca dentro del canal auditivo. Provoca infecciones además de otros riesgos como daño en el tímpano si se introduce demasiado
    • Tú eliges el sitio. Observa las medidas de higiene que tiene la piscina dónde vas a bañarte. Una de las mayores infecciones del oído es la otitis que se produce en muchos casos cuando la cloración de las piscinas es deficiente
    • Apuesta por los tapones a medida, recuerda que a veces lo barato sale caro. Unos tapones adaptados a tu oído, disminuyen el riesgo de perdida, son más cómodos y resistentes.
    • Cuida de los más peques. Son incombustibles y al mínimo descuido ya se han metido a la piscina sin los tapones. Son además los que más riesgo tienen debido a la cantidad de tiempo que permanecen en el agua.

Nadar es un placer para nuestros sentidos y uno de los deportes más beneficiosos para nuestro cuerpo. Por ello, este verano, te invitamos a disfrutarlo al máximo. Para ello, ¡anticípate!, actúa y toma las medidas que necesites para que una otitis no te deje en el banquillo.

Disfruta del verano.